jueves, 23 de octubre de 2014

Efemerides Folcloricas:

23 DE OCTUBRE

1977 - Muere en Buenos Aires, Hugo Díaz, músico, armoniquista, instrumento que revalorizó con talento excepcional. Autor de “Zamba mía”, “Zamba de los cuatro vientos”, “El perro” (gato), “No lo hallo” (escondido) con Oscar Liza, y “Zamba del ángel” con Ariel Petrocelli, etc. Al morir, un día domingo, tenía 50 años.


Roberto Goyheneche

Nombre real: Goyheneche, Roberto Emilio
Pianista, compositor y director
(23 octubre 1898 - 22 abril 1925)
 
Roberto Polaco Goyeneche (Saavedra, 29 de enero de 1926 - Buenos Aires, 27 de agosto de 1994) muy reconocido por su calidad interpretativa y por su particular modo de frasear con rubato las melodías del tango.En cambio la «colocación» de su voz era bastante típica en el tango. La particularidad rubata de Goyeneche se basaba en no hacer coincidir el tempo de la letra con el tempo del acompañamiento musical. La frase siempre quedaba por delante o por detrás del compás, cosa bastante infrecuente en el tango (Carlos Gardel,
precursor del estilo, como también Ángel Vargas también practicaban este modo de rubato). En cambio en el jazz, este rubato es más usual (por ejemplo en Louis Armstrong).
Roberto Goyeneche nació en el barrio Porteño de Saavedra. En su niñez vivió en el barrio porteño de Saavedra. Amante del fútbol y siempre fiel a su amado Club Atletico Platense.
Provenía de una ilustre familia de origen navarro. Apodado "El Polaco" por su cabellera clara; fue precoz habitué de los cafés y de los cabarés que dieron lugar y refugio a artistas y a devotos de la generación de 1940. Cantor sin formación académica, recibió su primer espaldarazo en un certamen de voces nuevas organizado por el Club Federal Argentino en 1944. Se vinculó más tarde a la orquesta de Raúl Kaplún, con la cual no alcanzó el estudio fonográfico, alternando todavía su trabajo profesional de cantante con otros oficios. El Polaco trabajó como chofer de colectivos, taxista y mecánico.
El polaco Goyeneche no es un nombre más en el Tango, su nombre se posiciones entre los más importantes de la historia del género, no solo por tratarse de de que era un canto fantástico, sino también por la expresividad de su fraseo, el modo de colocar la voz, el manejo de los tiempos, los acentos y los silencios, la fuerza de la esencia misma del tango, lo distinguen de todos los otros cantores de nuestro tiempo, hacia que cualquiera que lo escuchara sintiera lo que el cantaba, un personaje irrepetible, imposible de ser confundido con otro.
Incluso en los últimos años de su vida, su voz nunca lo abandono, su dicción seguía siendo perfecta al igual que la forma de soltar los versos de su boca. Estaba lejos de perder su popularidad y su imagen, el polaco se transformo en un mito viviente. Fue un excepcional cantor, que como otros tuvo etapas diferentes, y cada una de esas etapas, son memorables.
El polaco entendía todo del tango, su voz se enredaba a la música y era un instrumento más, afianzaba su garganta y su fraseo acorde con la orquesta. Con el pasar del tiempo, logro alcanzar tal perfección, que manejaba los tiempos de determinada manera según el quisiera, dándole un gusta especial a cada tango que el recitaba.
Goyeneche tenia un importante repertorio, extenso y variado. El polaco recitaba grandes tangos y se apropiaba de otros. Recreaba grandes e incontables tangos, los cuales sus versiones originales tenían la firma de otros cantores importantes como Edmundo Rivero , Raul Berón , Floreal Ruíz entre otros, y a partir de que el mostraba sus versiones, se los apropiaba y empezaban a formar parte de su repertorio.
También, Goyeneche, se atrevió a interpretar tangos del repertorio del "Zorzal criollo" Carlos Gardel , haciendo versiones que estaban a la alturas de las originales, simplemente son versiones extraordinarias.
 
 

Hugo Díaz

Nombre real: Díaz, Víctor Hugo
Armonicista y compositor
(10 agosto 1927 - 23 octubre 1977)
Víctor Hugo Díaz (Santiago del Estero, 10 de agosto de 1927 – Buenos Aires, 23 de octubre de 1977) fue un músico argentino intérprete de armónica, cultor de la música de raíz folklórica, del tango y del jazz. De formación intuitiva, tocaba también violín, piano y contrabajo. Se inició en la radio de su provincia natal en 1936, y a los veinte años integró como bajista una banda de jazz.
Su carrera comienza en 1936, cuando pidió a don Oscar Segundo Carrizo subir al escenario, en una de tantas
oportunidades, para actuar con el conjunto Los Ckari Huainas, en radio, razón por la que siempre vivió agradecido con don Oscar —a quien considera su descubridor— y su familia por la gran oportunidad. Tan grande es su agradecimiento que grabó la vidala de don Oscar Tu tremendo silencio junto a los Hermanos Ibáñez.
En 1948, por intercesión de Félix Pérez Cardozo, debutó en la peña Achalay Huasi, de Buenos Aires. Fue uno de los primeros artistas populares que actuó en la televisión argentina.
En 1949 formó su primer conjunto, integrado por su esposa, Victoria Cura, como cantante; su cuñado, el percusionista Domingo Cura, y los guitarristas José Jerez, Julio Carrizo y Nelson Murúa, presentándose en Radio Belgrano de Buenos Aires. Una de las más recordadas formaciones de su conjunto reunía a Domingo Cura en percusión, Mariano Tito en vibráfono, Kelo Palacios en guitarra, Eduardo Lagos y Osvaldo Berlingieri en piano, Oscar Alem en bajo, y Eduardo Ávila en quena.
En su primer disco, para el sello TK, registró el célebre tema Pájaro campana.
A partir de su presentación en Leverkusen, Alemania, contó con el apoyo de la casa Hohner, fabricante de las armónicas que utilizaba.
Para 1953, cuando conoció en Bélgica a sus pares Toots Thielemans y Larry Adler, ya era considerado uno de los mejores intérpretes de armónica del mundo. Viajó más tarde a los Estados Unidos, donde tuvo ocasión de tocar junto a Louis Armstrong y Oscar Peterson. De sus innumerables giras deben destacarse sus actuaciones en La Scala de Milán —junto a los cantantes líricos Renata Tebaldi y Mario del Monaco—, en Medio Oriente y en Japón. Grabó en España con Waldo de los Ríos. En 2007 el director austríaco Stefan Ruzowitzky dirigió la película Los falsificadores, cuya banda sonora incluye numerosos temas de Víctor Hugo Díaz.
Dotado de sensibilidad y talento excepcionales, fue notable su capacidad de improvisación y de incorporar efectos percusivos en la ejecución de su instrumento que aumentaron sus posibilidades expresivas.
Entre sus obras se destacan Zamba del ángel, con letra de Ariel Petrocelli; No la hallo, chacarera con Oscar Liza, y los instrumentales El perro, gato, Zamba mía y Zamba de los cuatro vientos.




1730
El Cabildo de Santa Fe, por donación de tierras de Juan de Garay y Hernando Arias de Saavedra, funda la Bajada del Paraná, hoy ciudad de Paraná, capital de la provincia de Entre Ríos.

1821
José de San Martín declara la libertad de imprenta en el Perú

1868
Nace en Córdoba el meteorólogo, astrónomo y escritor Martín Gil, autor de "Celestes y cósmicas", "Prosa rural" y "Agua mansa", entre otras obras. De prosa amable y, por momentos, de leve humor. Falleció en Buenos Aires el 9 de diciembre de 1955.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Efemerides Folcloricas:

22 DE OCTUBRE

1937 - Nace en Huanguelén (Buenos Aires), José Larralde, cantor, poeta, compositor. Sus milongas son un permanente llamado de atención social. Autor de “El porqué”, “Galpón de ayer”, “Quién me enseñó”, “Como yo lo siento”, “Pal que le toque”, “Herencia pa’ un hijo gaucho”, etc. Primer actor de la película “Santos Vega” en 1971.



Ángel Vargas

Nombre real: Lomio, José Ángel
Seudónimo/s: El ruiseñor de las calles porteñas
Cantor
(22 octubre 1904 - 7 julio 1959)
 
Nació en el barrio de Barracas, de la ciudad de Buenos Aires.
Comenzó a cantar en la década de 1930 en la orquesta de Augusto Pedro Berto con el seudónimo de Carlos Vargas.
En 1932 conoció a Ángel D'Agostino e hicieron algunas presentaciones juntos.
En 1938 grabó algunas canciones con la Orquesta Típica Victor.

En 1940 alcanza notoriedad cuando ingresa como voz principal de la orquesta de Ángel D'Agostino y comienzan a grabar para el sello RCA Victor. Realizaron noventa y tres grabaciones entre aquel año y 1946, que constituyen una obra esencial del tango del siglo XX. Luego formó su propia orquesta, aunque sin el éxito del período anterior. Estuvo integrada por Luis Stazo y José Libertella, entre otros.
Murió tempranamente, a los cincuenta y cuatro años y en plena actividad. Entre sus tangos más recordados están "Tres esquinas", "Muchacho", "Agua florida", "Mano blanca" y el vals "Esquinas porteñas".
Era apodado como "El ruiseñor de las calles porteñas".
Vargas se inició en el disco como cantor de la orquesta de José Luis Padula en 1935 y para el sello Odeón con las canciones Ñata linda y Brindemos compañero.
Luego participó en tres canciones con la Orquesta Típica Victor entre 1938 y 1939, y luego grabó un simple o sencillo con guitarras en el mismo año 1939 con las canciones La bruja y Milongón.
En 1940 y con los temas Muchacho y No aflojés, Vargas hace su primer registro con la orquesta de Angel D'Agostino, con la acual realiza noventa y tres grabaciones más una toma de película (El cuarteador) hasta 1946. Las últimos canciones grabadas con D'Agostino fueron Demasiado tarde y Camino del Tucumán.
En 1947 Vargas inicia sus primeros registros como solista, acompañado por la orquesta de Eduardo Del Piano. Con él Vargas graba veinte canciones hasta 1950. Entre ellas se destacan Milonga para Gardel, ¿Se lustra, señor?, Bandoneón arrabalero, La mariposa, El motivo, Que se vayan, Mi vieja viola y Ventanita de arrabal.
En 1951 comienza una serie de registros con la orquesta de Armando Lacava, director con el que Vargas graba más canciones que con cualquier otro: cuarenta títulos hasta 1954. Con él grabó Naipe marcado, De vuelta al bulín, No es más que yo, Tras cartón, Copa de ajenjo, Duelo criollo, Bésame en la boca, Araca corazón, Alma en pena, El adiós, Corrientes y Esmeralda, Si es mujer ponele Rosa, Dejame vivir mi vida y Evocación de París, además de canciones grabadas anteriormente con D'Agostino (A pan y agua, Pero yo sé, Sólo compasión).
Luego Vargas graba cuatro canciones en 1954 con el trío de Alejandro Scarpino: Muchacho, No aflojés, El espejo de tus ojos y Cartas viejas. Al año siguiente grabaron dos más: Ayer y La bruja. Fue la única vez que Vargas fue acompañado por una formación de este tipo, ya que hasta ese momento todas sus grabaciones como solista fueron con acompañamiento de orquestas, exceptuando su simple con guitarras de 1939.
En 1955 comienza a realizar grabaciones con la orquesta de Edelmiro "Toto" D'Amario. Con el grabó dieciocho canciones hasta 1957. Las más destacadas fueron Mi dolor, Ventanita florida, Langosta, Carnaval de mi barrio, Zapatitos de raso, Cascabelito, El choclo, Cuartito azul, Rejas y glicinas y Shusheta.
El 24 de abril de 1958 hace dos grabaciones con la orquesta de Daniel Lomuto: Vos hacés lo que querés y Miriñaque. Luego, entre septiembre del mismo año y abril de 1959 graba seis canciones más, con la orquesta de Luis Stazo: El despertar, Esta soledad, Glorias del ayer, Quien tiene tu amor, Hablando de tango y Un boliche.
El 16 de septiembre de 1959 Vargas graba por última vez, acompañado por la orquesta de José Libertella. Las canciones elegidas fueron La cieguita y La porteñita.



 

2004 

Día Nacional del Derecho a la Identidad
Fecha establecida para conmemorar la lucha emprendida por Abuelas de Plaza de Mayo.